IGLESIA Y FIESTAS RELIGIOSAS

Esta ceremonia religiosa,

"VIA CRUCIS", se realiza los viernes santo de cada año.

Ya culminando la semana santa, semana de turismo se lleva a cabo ésta ceremonia que emociona hasta las lágrimas a cualquier católico.-

 

El único Cristo Articulado del Uruguay se encuentra ubicado en ésta Iglesia.-

La Iglesia fue declarada Monumento Histórico. Fue reconstruída en varias oportunidades. Sufrió los impactos de balas de cañón del bombardeo a Villa Soriano el 4 de abril de 1811.

Las paredes tienen entre 1 y 1,20 metros de espesor.

 

Está abierta al público los sábados y domingos de 10 a 12 y de 14 a 18 hs.

 

Timbó 1624

FIESTA DE SANTO DOMINGO

Patrono de Villa Soriano

Ceremonia que se realiza el 8 de agosto.

Se lleva a cabo una procesión y luego misa en el Templo.

La marcha es escoltada por la Banda Show Marchante.

Domingo de Guzmán 

 (Caleruegaprovincia de BurgosReino de Castilla1170 – BoloniaSacro Imperio Romano Germánico6 de agosto de 1221) fue un religioso español y santo católico, fundador de la Orden de Predicadores, más conocidos como dominicos

Al terminar la carrera de artes en 1190, recibida la tonsura, se hizo canónigo regular en la catedral de Osma. Fue en el año 1191, ya en Palencia, cuando vende sus libros para aliviar a los pobres del hambre que asolaba Castilla. Al concluir la teología en 1194, se ordenó sacerdote y fue nombrado regente de la Cátedra de Sagrada Escritura el Estudio de Palencia

Con su orden claramente estructurada y más de sesenta comunidades en funcionamiento, agotado físicamente, fallece el 6 de agosto de (1221) tras una breve enfermedad, a los cincuenta y un años de edad, en el convento de Bolonia, donde sus restos permanecen sepultados. En 1234 el papaGregorio IX lo 

canonizó. La Iglesia Católica celebra su fiesta el 8 de agosto el Estudio de Palencia.

Domingo de Guzmán contaba que veía a la Virgen sosteniendo en su mano un rosario y que le enseñó a rezarlo y le dijo que lo predicara por todo el mundo, prometiéndole que muchos pecadores se convertirían y obtendrían abundantes gracias. El santo se levantó muy consolado y abrasado en celo por el bien de estos pueblos, entró en la Catedral y en ese momento sonaron las campanas para reunir a los habitantes.